Los Otros Datos

A COVID revuelto, ganancia de zopilotes

Héctor Herrera Argüelles

A COVID revuelto, ganancia de zopilotes
Junio 10, 2020 10:38 hrs.
Gobierno Nacional › México Ciudad de México
Héctor Herrera Argüelles › AquiEdomex

Aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre,
acabaron dentro de él:
John Kennedy


Siempre me ha llamado la atención cuando un determinado grupo a partir de una discusión banal se salta a una discusión de carácter político, y después de ciertos escarceos, los participantes deciden no entrar en honduras, y suelen exclamar que no les gusta la política o que no son políticos.

Casi siempre intento argumentar que, siendo parte de una sociedad, ese simple hecho los convierte per se, en actores políticos. En la antigua Grecia, la Polis era un Estado autónomo constituido por una ciudad, territorio, y población. Las bases del Estado moderno. La interacción social que se genera en la Polis, nos obliga a la política, a buscar senderos para conseguir objetivos, cubrir necesidades y requerimientos.

Cuando alguien diga yo no soy político, no le crea. Claro que lo es. Cualquier construcción discursiva en donde se involucran dos o más actores es también un acto político y de comunicación. Políticos somos todos. Discutimos, escuchamos, debatimos o simplemente conversamos, todos, actos políticos. Sin embargo, cuando los actores políticos de partido se apropian del tema, las discusiones se transforman en discursos políticos de apropiación. Partidizan los temas, aprovechan para sacar partido. Jalan agua para su molino.

La normalidad pandémica saltó ya del campo científico para anidarse en el campo de la política partidista. Hechos varios: los señalamientos de algunos ex secretarios de Estado como José Narro y Julio Frenk respecto a la estrategia para combatir el virus; las acusaciones de varios gobernadores, en especial del Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, sobre la danza de números del virus; o la confrontación entre senadores con el subsecretario de salud, López Gatell que terminó con una disculpa. Estas son fotografías de que, a estas alturas, la intención de muchos políticos de partido, no es coadyuvar a resolver la crisis pandémica, buscan desacreditar al gobierno federal, y convencer a la población de que la estrategia para combatir el virus no ha sido la correcta.

No deberíamos esperar una actitud diferente. Dicen que en la guerra y en el amor todo se vale. Los discursos sobre la unidad suenan a llamados a misa con caducidad. A los políticos de partido no les interesa coadyuvar a resolver el problema, aspiran a sacar raja de los retales, de los muertos y de los contagios que ha dejado la pandemia. La política partidista del zopilote.

Estamos ante una epidemia que está generando daños aún incalculables en lo económico, en lo político, en lo social y en términos de salud mental. Mientras que no exista una vacuna o un tratamiento para atacar el COVID 19, la incertidumbre seguirá siendo la guía.

En la coyuntura incierta que nos envuelve, todos buscamos señales o signos que permitan configurar rutas y certezas para construir la llamada nueva normalidad. No hay condiciones para crear recetas ni certezas, ni las habrá en un rato.

La nueva normalidad está generando una mayor confrontación. Con razón el sociólogo René Girard asegura que ’el nacimiento de la comunidad es, primordialmente, un acto de división’.

De la libreta
a) Muchas instituciones bancarias no han estado a la altura de la pandemia y de la necesidad de sus clientes. En casi 100 días de pandemia, instituciones como Banamex, BBVA, Santander y HSBC, han conjuntado una serie de errores y desatenciones que provocan un mal servicio a sus clientes. Desde reiteradas caídas en sus servicios en línea hasta las interminables filas para realizar operaciones, así como la continua falla de cajeros automáticos. El compromiso de una empresa con sus clientes se nota en estos tiempos difíciles, y en efecto, se nota que, para esos bancos, sus clientes son una caterva de números.

b) Si con los ataques y agresiones al Presidente y a los funcionarios de salud, el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, pretende erigirse en líder de las oposiciones, parece que está tomando el camino incorrecto. Al tiempo.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.