COVID-19 sigue enlutando a la Iglesia católica - •El Centro Católico Multimedial dio a conocer su décimo segundo reporte quincenal de muertes de sacerdotes y religiosos y reitera que la estrategia del gobierno mexicano en esta emergencia sanitaria ha fracasado y subraya la indolencia de las autoridades sanitarias federales insistentes en minimizar la situación. - Gustavo A. Madero - aquiedomex.com

1

Noviembre 24, 2020 11:59 hrs.

Isac Waksman › AquiEdomex

Religión Nacional › México Ciudad de México


CIUDAD DE MÉXICO.- 24 noviembre 2020. En su décimo segundo reporte quincenal de clérigos y religiosos fallecidos en México por la pandemia de COVID-19, correspondiente del 1 al 20 de noviembre.

El Centro Católico Multimedial informa que han muerto 1 Obispo, 109 sacerdotes religiosos, 8 diáconos y 5 religiosas.

En su texto señala que durante la conferencia de prensa por el cierre de la 109 Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano, el 12 de noviembre, el secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano, el auxiliar de Monterrey Alfonso Miranda Guardiola, argumentó que los informes quincenales del CCM han sido marco de referencia del Episcopado para tener el panorama en cuanto al número de fallecidos por covid-19 y las circunscripciones eclesiásticas afectadas en México.

En esa misma conferencia, se advirtió de los obispos infectados. De acuerdo con la información remitida a la Unidad de Investigación hasta el 20 de noviembre, son diez casos en el episcopado nacional que han afrontado la enfermedad.

Agrega que en el período comprendido del 1 al 20 de noviembre, la pandemia tuvo incrementos signi cativos en cuanto a los contagios y decesos. A pesar de que las autoridades sanitarias argumentaron que los contagios se habían ’desacelerado’, algunos Estados endurecieron las medidas para abatir el incremento de contagios y las consecuentes muertes. Algunos ejemplos son signi cativos. Jalisco y Chihuahua, por ejemplo, realizaron el cierre parcial de actividades económicas, particularmente los nes de semana. El gobierno de la Ciudad de México advirtió del aumento de las hospitalizaciones, el semáforo no pasó a rojo; no obstante, la peculiaridad fue la de permanecer en un color naranja con alerta restringiendo actividades económicas.

Algunos especialistas señalaron que debido a la entrada de la temporada fría, la relajación e irresponsabilidad de la población fueron decisivos entrar en una nueva crisis.

Pero a ello se suma la indolencia de las autoridades sanitarias federales insistentes en minimizar la situación argumentando que la pandemia está controlada cuando al redactar este informe, se llegó a la paradigmática cifra de los cien mil decesos. Esto fue motivo para que, en diversos medios, los análisis concluyeran que el gobierno mexicano ha fracasado en la estrategia de control de la pandemia. Al 20 de noviembre, se acumularon 100 mil 823 decesos y un acumulado de un millón veinticinco mil 969 personas infectadas.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.