1

Septiembre 02, 2020 16:21 hrs.

Héctor Herrera Argüelles › AquiEdomex

Gobierno Nacional › México Ciudad de México


’Para alcanzar un juicio equitativo, debemos superar el odio y la cólera’, André Comte

Los seres humanos y el planeta entero viven una crisis inédita y extraordinaria en todos sus órdenes. Además de la crisis sanitaria se suman una crisis económica, social y política. México, obviamente no es ajeno. Es más, en materia sanitaria respecto a la pandemia de COVID-19, ha sido uno de los países más afectados por el número de contagios, así como por el número de fallecimientos.


En 100 años nadie ha visto nada igual. En 1919, una pandemia provocada por un virus de influenza denominado como gripe española, pero que tuvo su origen en Camp Devens, un campo de entrenamiento del ejército de los Estados Unidos a las afueras de Boston, fue la última vez que la humanidad vivió y sufrió una situación similar.

En la actual coyuntura, la mayoría de los líderes políticos en el mundo, han visto afectada su popularidad debido a las consecuencias provocadas por la pandemia. Por ello, resulta por lo menos intrigante, el nivel de popularidad que trae el presidente López Obrador ante un escenario francamente desolador en todos los sentidos.

A casi dos años de su gobierno, la mayoría de los sondeos, arrojan un nivel de aprobación que fluctúa entre un 55 y un 65 por ciento. Por ejemplo, The New York Times estima que el nivel de aprobación de Donald Trump ronda el 48 por ciento.

A simple vista, resulta una paradoja que, en medio de una crisis multifactorial agravada por la pandemia, AMLO obtenga tales niveles de aceptación.

Por ello, a reserva de ampliar el análisis, se pueden aventurar algunas hipótesis al respecto, y ante la pregunta de ¿Por qué el presidente López Obrador mantiene un nivel de aprobación relativamente alto en medio de la mayor crisis en la historia moderna del país? Aquí algunas ideas:



a) Entre la población persiste una especie de hartazgo ante los actos de corrupción cometidos durante el PRIANATO. La decisión de atacarlos de frente se observa como un acto justiciero. Se está cobrando una afrenta colectiva.

b) Las redes sociales no son la Opinión Pública. Son apenas una fracción de ella. La opinión pública también existe en el transporte público, en las calles y en los mercados.

c) La analista Gabriela Orozco considera que el primer mandatario conserva una base segura de simpatizantes abonados con los apoyos gubernamentales. Ese soporte asegura ’está garantizado’.

d) Aunque para algunos, la 4T es una entelequia, ahí hay una mezcla de lealtad y oportunismo difícil de superar, donde actores insertos en los gobiernos, forman una base política capaz de movilizar a los beneficiarios de los apoyos gubernamentales mientras les sea redituable.

e) A pesar de que una notoria fracción del empresariado nacional se ha mostrado contraria al ejercicio de la acción presidencial, el ejecutivo también tiene una base empresarial que ’convenientemente’ actúa a su favor. Business is business.



f) Una de las encuestas elaborada por El País muestra que el 65 por ciento de los participantes considera que el gobierno de AMLO está combatiendo de manera firme la corrupción.

En la construcción de una ’nueva normalidad ética y gubernamental’ es necesario meter en cintura a quienes por años han hecho de la corrupción su ’leitmotiv’, pero también mejorar los niveles de seguridad e impulsar la economía. Crisis y aprobación, una dicotomía en ciernes.

De la libreta

Un detalle. Durante el Segundo Informe de Gobierno del presidente López Obrador, Claudia Sheinbaum fue ubicada en la primera línea de frente al Ejecutivo. Marcelo Ebrard apareció en la segunda línea.
Un dato. Parece un hecho que Gibrán Ramírez, se quedará al frente de Morena. Ramírez responde al primer mandatario. Mario Delgado sirve a Ebrard. Alejandro Rojas a Ricardo Monreal.
Una señal. Que Arturo Saldívar, presiente de la Suprema Corte de Justicia, y el fiscal general, Alejandro Gertz, se hayan ausentado del informe no es ’por su arrogancia de sentirse libres’ como dijo el presidente. Simplemente es una señal de lo que viene.
Para las lenguas viperinas. Revisen el artículo 84 de la Constitución General de la República.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.