1

Junio 24, 2020 10:07 hrs.

Raúl García Araujo › AquiEdomex

Ciudad Nacional › México Ciudad de México


La pandemia de covid-19 sigue golpeando de lleno al Valle de México. Como cada noche, las autoridades de salud del gobierno federal reportan que la Ciudad de México y el Estado de México son el epicentro de la enfermedad en nuestro país.

Las cifras no son nada alentadoras para tener un diagnóstico que permita a las dos entidades ingresar a la llamada ’nueva normalidad’.

La capital tenía -hasta el cierre de esta columna- 42 mil 903 casos confirmados de coronavirus, mientras que en el Estado de México los números también son preocupantes: 29 mil 424 personas contagiadas.

Un dato es relevante: desde que terminó la jornada nacional de sana distancia, las muertes por covid-19 se duplicaron en todo el país y los contagios siguen escalando.

Ante este escenario la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, tuvo que dar marcha atrás a su plan de reactivar esta semana algunas actividades no esenciales. Se esperaba que a partir del 22 de junio se pasaría del semáforo epidemiológico color rojo al naranja.

La muerte de 5 mil 500 personas en la Ciudad de México, según datos de la Secretaría de Salud federal, obligó al gobierno capitalino a replantear las estrategias que están ejecutando para detener el avance de la pandemia.

Ante este escenario, ahora las autoridades anunciaron la aplicación de un programa de detección y resguardo de casos de covid-19, que consiste en identificar a pacientes positivos por el virus y sus posibles contagios.

Gracias a este nuevo plan, el gobierno de Claudia Sheinbaum ha ubicado a mil 743 personas que tuvieron contacto con pacientes con coronavirus. De este número, 103 personas dieron positivo al virus y ahora están aisladas.

La administración capitalina también está realizando pruebas diarias entre la población, mismas que se incrementarán en las siguientes semanas hasta llegar a un 500 por ciento, ya que las autoridades están desesperadas por detener la pandemia.

El Estado de México sigue en semáforo color rojo, es decir, de alto riesgo de contagios. En la entidad mexiquense, gobernada por Alfredo del Mazo, según datos de la Secretaría de Salud federal, hay 3 mil 500 muertes por covid-19.

Sin embargo, hay que señalar que el mandatario se ha visto un poco más precavido al momento de lanzar sus mensajes en redes sociales a la población.

Alfredo del Mazo ha mantenido el discurso de que la población debe permanecer en su casa y cuidarse, ya que la pandemia continúa su marcha y los contagios siguen a la alza.

Ayer, 59 municipios del Valle de México, conurbados de la capital del país, retomaron progresivamente algunas de sus actividades en medio del mayor número de contagios. También abrieron sus puertas parques, zoológicos, áreas naturales, actividades acuáticas y campos deportivos con un aforo máximo de 30 por ciento.

Sin duda, la emergencia pondrá en el ojo del huracán las acciones de Claudia Sheinbaum y Alfredo del Mazo para atacar la enfermedad. Además de la cantidad de muertos por el virus, también tendrán que dar una explicación de todo lo que hicieron o no hicieron para salvar de la quiebra a miles de empresas que tuvieron que cerrar y que no podrán seguir con las fuentes de empleo que tanto se necesitan en el Valle de México.

La población en general acató las recomendaciones sanitarias para hacerle frente a la enfermedad. El hecho de que algunas personas no hayan querido seguir con ellas, es en gran medida, responsabilidad de las autoridades que, en medio de la pandemia, dieron mensajes encontrados que confundieron a los ciudadanos. Habrá que esperar el balance final del trabajo que hicieron ambos mandatarios, cuyas entidades son el epicentro de la pandemia.

En Cortito: Nos cuentan que la pandemia de covid-19 también ha impactado a los reclusorios del país. Según el reporte más reciente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), hasta el 22 de junio hay 567 casos confirmados, 221 sospechosos y 90 fallecimientos en las cárceles del país. Puebla, Jalisco y Ciudad de México son los estados con más muertes. Hay que considerar que el sistema de salud público padece serias deficiencias, dentro de las prisiones hay muy pocos médicos por los bajos salarios y el alto riesgo. Ahí también es imposible mantener la sana distancia pues es histórico el hacinamiento.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.