1

Mayo 11, 2020 18:10 hrs.

RICARDO SANHER › AquiEdomex

Gobierno Nacional › México Ciudad de México


El día de ayer fue 10 de mayo, Día de las Madres, una fecha de gran importancia para los mexicanos, porque para quienes tienen la fortuna de aún tenerla como para quienes desafortunadamente ya no contamos con esa dicha, nos lleva a reflexionar lo vital que es tenerla sana, de la sabiduría que encierran sus consejos cuando en aquellas ocasiones nos acercamos a contarle nuestros problemas y que por ellas daríamos lo que fuera.

Lo anterior me lleva a caer en la cuenta que México, nuestra patria, es nuestra madre tierra y lo ingratos que hemos sido al no procurar su bienestar, lo salvajes que hemos sido al depredarla en su flora, fauna y que ella, como toda madre, calla silenciosamente rogando por que un día sus hijos se den cuenta de lo equivocados que son al darle la espalda a quien en todo momento sólo ha prodigado amor.

Entonces por qué ahora que está enferma de muerte por esta pandemia, como mexicanos no hemos sido capaces de unirnos como uno sólo y dar la pelea sin distingos de ninguna parte, sin lucrar con la tragedia de los hermanos mexicanos caídos en esta desgracia, luchando hombro con hombro para sanar a nuestra madre patria. Como país soberano en más de una ocasión se ha demostrado que se sabe pelear como el que más, pero cuando el golpe viene de la cabeza, de quien juró proteger al país y sus instituciones, es desmoralizante.

El ciudadano Presidente no puede disculparse o decir que no sabía lo que están haciendo sus operadores políticos, lo contradictorio de las cifras ’oficiales’ y las cifras ’verdaderas’ es grotesco, 59 por ciento de diferencia entre unas y otra es un mundo de diferencia. Hoy que México y el mundo luchan contra la pandemia del Coronavirus, todos los ciudadanos debemos unirnos sin importar distingos de raza, religión, filiación política, estratos económicos y sociales

Ya es tiempo de unirnos y concientizarnos de que esto es algo real y que afecta a todos por igual, que se deben observar las medidas sanitarias de manera estricta y puntual, en respetar al personal médico, es decir que el respeto por parte de los ciudadanos es importante, pero lo es aún más de parte de las autoridades que deben dotarlos del equipo de protección que han pedido a gritos. Como dice el dicho: ’No mandarlos a la guerra sin fusil’.

Es inaudito que en medio de esta pandemia el gobierno de la 4T y sus integrantes lucren con el dolor de la población y se estén dando casos de corrupción en la adquisición de equipo médico, que en lugar de delinear estrategias acertadas para combatir los contagios, sus funcionarios sólo atinen a decir a diario una sarta de mentiras y que el mismísimo Presidente López Obrador quiera ocultar el sol con un dedo frente a la aguda crisis económica que ya en puerta, y sólo proponga sus populacheros programas de apoyo que no servirán a la gente más allá de un mes, en el mejor de los casos, en lugar de instrumentar programas serios de manera conjunta con la iniciativa privada para paliar la crisis y tratar de reactivar la economía.

¡Pobre México! Tus funcionarios públicos están ’asesinando’ a tus hijos…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.