En Corto

Migajas de la PJF ante la pandemia

Raúl García Araujo

Migajas de la PJF ante la pandemia
Abril 23, 2020 21:07 hrs.
Justicia Municipios › México Ciudad de México / Álvaro Obregón
Raúl García Araujo › AquiEdomex

De nueva cuenta el elefante blanco reumático del Poder Judicial de la Federación (PJF) se vio mal. Y no por la lentitud de sus reacciones, sino por la mezquindad de las mismas.

Exhibió una cornamenta de un brillante y pulcro marfil, pero rasurada. Y es que no obstante lo apremiante de la situación por la entrada a la fase tres del coronavirus, que puede arrojar resultados fatales en cuanto a pérdida de vidas, el PJF anunció que sus integrantes donarán -quienes así lo quieran- un día de salario.

La gran conmoción que les ocasionó la amenaza de este virus letal, les alcanzó para desprenderse eventualmente (porque es opcional) de un día de salario de sus jugosas percepciones.

Aquí le cuento de ellas. Según la página de transparencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), un Ministro gana 204 mil 683 pesos; un Secretario General de Acuerdos, un Secretario General de la Presidencia, el Coordinador General de Asesores, el Oficial Mayor y el Contralor ganan cada uno 125 mil 059 pesos. Por cierto, más que el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y qué le digo de los jueces y consejeros de la Judicatura Federal, que sus sueldos son de 204 mil 683 pesos.

Deme permiso de hablarle de sus aguinaldos. El Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, recibe 444 mil 413 pesos, y, a esto, hay que agregarle un pago por riesgo de otros 415 mil 946 pesos. Los secretarios de Acuerdos, no bajan de 265 mil 264 pesos y los jueces y consejeros de 444 mil 413 pesos.

Ni el susto que les puede provocar el ser parte de las estadísticas de contagios o más aún de las víctimas mortales, los motivó a deshacerse voluntariamente de uno solo de los cuatro cuantiosos bonos que reciben al año.

O de los igualmente atractivos aguinaldos, que no percibirán, por ejemplo, de subdirector de área hasta el titular del Ejecutivo, los funcionarios de la 4T.

El dolor por el que tendrán que pasar muchas víctimas, tal vez centenas, y ojalá no millares, por no poder acceder a la atención de un médico por la saturación de hospitales que se avecina, no conmovió a los togados (Ministros, Magistrados y Jueces), ni a su cuantiosa burocracia dorada, para aportar un poquito más que un día de salario.

Prefirieron pasar la vergüenza que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y sus funcionarios, les pudieron ocasionar al desprenderse de dos meses de su salario.

Pero eso sí, tuvieron que echar mano de sus tiempos oficiales para anunciar la generosidad de sus actos. ¡Que todo mundo se entere que donarán un día de su salario!. Tiempos oficiales que ahorita deben ser empleados para anunciar a la población las nuevas medidas ante la tercera fase del coronavirus.

No se entiende esa displiscencia mostrada por esta burocracia dorada ante un fenómeno con un desenlace de pronóstico reservado.
Quizás sea la eventual inmunidad que les puede ocasionar el saberse poseedores de un seguro de gastos médicos mayores.

Quizás la inexplicable sinrazón de sentirse lejos de la plebe que viaja en el transporte público, y que ahí puede contagiarse.

O quizás simplemente sea la arrogancia de sentirse una clase privilegiada e intocable por los otros dos poderes, el Ejecutivo o el Legislativo, porque como lo dijera el entonces Ministro José Ramón Cossío Díaz, reproducido entonces por el malogrado columnista, Jesús Aranda: «¿Quién se atreve a meterse con el Poder Judicial de la Federación?».

Eso sí, el pasado lunes, se vendió como «histórica» la sesión de la SCJN, ya que fue remota. Así hubiera sido si el Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, hubiese anunciado la donación de sus aguinaldos, para atender la crisis económica y de salud que se vive en todo el país y tiene a los mexicanos en la incertidumbre.

En Cortito: Nos cuentan que a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se le prendieron los focos rojos al conocer que 15 funcionarios de su administración murieron en los últimos días por Covid-19. Nos dicen que la preocupación ya corrió por los pasillos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, pues, no saben quiénes más están contagiados de coronavirus, pero sobre todo que siguen trabajando. Por lo pronto, policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, a cargo de Omar García Harfuch y de la policía de Investigación de la Fiscal Ernestina Godoy, ya se están organizando para hacer un paro general, ya que no quieren salir a las calles a detener delincuentes, esto después de conocer que 37 de sus compañeros están contagiados por esta enfermedad. No cabe duda, vienen tiempos difíciles.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.