1

Agosto 18, 2020 11:03 hrs.

RICARDO SANHER › AquiEdomex

Gobierno Nacional › México Ciudad de México


PLAN DE CONTENCIÓN, NO DUELO NACIONAL

Fiel a sus ya gastadas estrategias de promoción y a su discurso ramplón y repetitivo que dejó de convencer a la mayor parte de sus seguidores, el Presidente Andrés Manuel López Obrador declara duelo nacional por 30 días, del 13 de agosto al 11 de septiembre, como si esto fuera suficiente para mitigar el dolor de las más de 56 mil familias que enlutó la pandemia del Covid-19. Con este acto a todas luces distractor, pretende restar atención al problema en sí, ya que la falta de políticas públicas o estrategias que realmente sirvan para controlar el creciente número de contagios en México que ha cobrado la vida de familias enteras, pierde su tiempo y el valioso tiempo de los mexicanos en afirmar que se está domando la pandemia, que ya aplanamos la curva de contagios y otros despropósitos más que en nada ayudan a los mexicanos.

Porque mientras nos acercamos cada día más a la trágica cifra pronosticada desde hace un par de meses por el subdirector de Salud, Hugo López-Gatell (los 60 mil muertos) que para cómo están las cosas no parará ahí sino que seguirá creciendo de manera exponencial, el gobierno de la 4T se emociona y anuncia con bombo y platillos el ahorro al presupuesto, cuando ya estaban aprobadas las partidas para 45 proyectos de inversión para el primer semestre del año, que incluía mejoras y ampliación en la red hospitalaria, sustitución y compra de equipo de diagnóstico, además de equipamiento médico especializado para la atención a pacientes de Covid-19.

Contrario a lo que pudiera esperarse de los funcionarios federales más próximos al Presidente, éstos se pelean en público y en privado con varios gobernadores que han levantado la voz y han expuesto sus motivos para no estar de acuerdo en el manejo de la crisis de salud, además del pésimo manejo y nula estrategia a seguir, ya que estas autoridades de primero y segundo niveles sólo les mueve su interés propio y lucran con el dolor de la población más desprotegida.

Para muestra un botón, muy recientemente el periodista Carlos Loret de Mola dio a conocer algo que este gobierno se niega a reconocer, que es el hecho que las instituciones de salud, en este caso el IMSS, están comprando a sobreprecio los insumos básicos destinados a la protección del personal médico y al cuidado de los pacientes que son víctimas de la pandemia del Covid-19.

Ya se contaba con el antecedente del hijo de Manuel Bartlett, quien a sobreprecio pretendía vender ventiladores a delegaciones del IMSS, instituto que dirige Zoé Robledo, y ahora le tocó el turno a las delegaciones de Chiapas, Quintana Roo, Baja California y Sonora, coincidentemente del IMSS, quienes evitando concursos y licitaciones realizaron compras directas por un monto de 60 millones de pesos por unos cubrebocas, que costarían alrededor de 15 pesos y los pagaron en la estratosférica cantidad de 215, con un sobreprecio del 1,400 por ciento.

Señor Presidente, a este paso no hay economía que aguante ni pandemia que se dome y menos si se niega a ejercer un presupuesto al sector salud ya autorizado ni pagando cantidades exorbitantes por insumos básicos a intermediarios sólo por el hecho de ser familiar de una senadora suplente. Si usted piensa que con declarar duelo nacional mitigará el dolor de los mexicanos, esa será una mentira más que a largo plazo usted resentirá.



VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.