EN LA OPINIÓN DE.../

¿POLÍTICA DE DELINCUENTES DE PRIMERA.Y DE SEGUNDA?

Redacción

¿POLÍTICA DE DELINCUENTES DE PRIMERA.Y DE SEGUNDA?
Febrero 03, 2020 11:51 hrs.
Gobierno Nacional › México Ciudad de México
Redacción › AquiEdomex

Ya estará por demás seguir buscando una explicación al porqué de la escalada en la violencia en el país, basta ponerle atención a la declaración dada por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el sentido que el Gabinete de Seguridad no está para detener capos sino velar por la seguridad de los mexicanos. Esto suena más a justificación por los ridículos que han cometido y siguen cometiendo las instancias de seguridad, que a una real estrategia.

En días pasados durante una de sus conferencias matutinas más conocidas como ’mañaneras’, el Presidente López Obrador afirmó que: ’Oficialmente la guerra en contra de los líderes de los cárteles del crimen organizado dedicado a la ordeña de ductos de Petróleos Mexicanos ha finalizado’. Y remachó: ’No se han detenidos a capos porque no es esa nuestra función principal. Ya no es la estrategia de los operativos el detener a capos, lo que buscamos es que haya seguridad’.

Y eso quedó más que demostrado al darse a conocer en las redes sociales que presuntamente Ovidio Guzmán López, el famoso hijo de Joaquín Guzmán Loera ’El Chapo’, estuvo como invitado a la boda de su media hermana Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, quien se casó el pasado 25 de enero con Édgar Cázares, sobrino de Blanca Margarita Cázares Salazar, ’La Emperatriz del Narco’, señalada en Estados Unidos como presunta operadora financiera de Ismael ’El Mayo» Zambada.

Este evento contó con las más exigentes medidas de seguridad, dado el calibre de los asistentes a este evento social, pero está por demás decir que ninguna autoridad se apareció por Culiacán, Sinaloa, y la boda transcurrió sin sobresalto alguno. Es de risa que los únicos beneficiados con las nuevas políticas del Presidente sean los grandes capos del narcotráfico y sus familiares.

Muchos ciudadanos perciben en su estrategia de seguridad cierto miedo y respeto a los grandes capos y por eso cubre las acciones timoratas de la Guardia Nacional con el velo de la preocupación por la ciudadanía y la mejora de las estadísticas, afirmando: ’Que se combatirán con severidad en su gobierno para que podamos disminuir el número de homicidios diarios. Hoy que vi el informe me sentí satisfecho: en los registros sólo ha habido 54 homicidios, porque se tenía un promedio de 80. Eso es lo que me importa: bajar los homicidios, robos y secuestros. Eso es lo fundamental; no lo espectacular. Se perdió tiempo en eso y no hubo resultados’.

Señor Presidente, si sus asesores en seguridad no reconocen que esto, como la corrupción, se debe ’barrer de arriba hacia abajo’, no hay congruencia con su ya desgastada diatriba. ¿O es que sólo cuando este ejemplo obedece a sus intereses es aplicable? No trate de ver por todos lados ’moros con tranchetes’, más bien concéntrese y a su gabinete también en encontrar soluciones de raíz para, paulatinamente, regresarle a la ciudadanía esa tranquilidad que en algún tiempo tuvo.


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.