1

Noviembre 10, 2020 11:13 hrs.

RICARDO SANHER › AquiEdomex

Política Nacional › México Ciudad de México


Las elecciones pasadas que definieron quién será el Presidente de los Estados Unidos durante el periodo 2021 al 2025, en la que contendieron el actual Presidente y representante del partido Republicano, Donald Trump, contra el candidato por el partido Demócrata, Joe Biden, dejaron entrever un fenómeno que merecerá un estudio aparte realizado por especialistas, porque esto muy posiblemente se repita en México.

¿En qué consiste este fenómeno? Pues en que a pesar de lo mal que el gobierno estadounidense afrontó el problema de la pandemia, a pesar de las mentiras repetidas hasta el cansancio por el Presidente Trump, a pesar de los roces sistemáticos con los medios de comunicación debido en buena medida a sus fallidas declaraciones, la elección presidencial se vino a definir casi al filo de la navaja, cuando por lo anterior se esperaba una paliza al partido Republicano.

La similitud e identificación del mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, es tanta para con Donald Trump, que es uno de los pocos dignatarios que no se ha unido a la felicitación hacia Joe Biden, por la ventaja que es ya irreversible y que entronizaría al representante demócrata como el Presidente número 46 de los Estados Unidos de Norteamérica.

Pero el problema de fondo es saber qué no hizo, qué hizo mal o qué no entendió el ciudadano norteamericano para no captar en su totalidad los mensajes plagados con mentiras, con información fuera de contexto con la finalidad de mostrar lo que al Presidente norteamericano le convenía en ese momento, aunque después se viera la falsedad, como el encantador de serpientes que es.

Como se apuntó al inicio, ambos gobiernos guardan demasiadas similitudes como para no prender los focos rojos ya que están a la vuelta de la esquina las elecciones del 2021, donde Morena y la Cuarta Transformación se juegan básicamente su futuro, aunque con el desastre en que han convertido al país, se vislumbra un futuro nada halagüeño.

Por eso deben poner mucho cuidado los opositores al gobierno actual, ya que si no se trabaja lo suficiente con la elección de candidatos de probada solvencia moral, no bastará que se repita el fenómeno acaecido en las elecciones del vecino del norte, aunque si bien la existencia de los problemas en que se ha visto envuelto el Presidente y su familia, además de su círculo más cercano de colaboradores, su popularidad no ha decrecido lo suficiente y esto le puede dar un margen de maniobra tal que a pesar de ello pueda hacer valer su capital político. Por eso también se prenden los focos rojos para el PRI, PAN, PRD y demás opositores al gobierno del tabasqueño.



www.entresemana.mx

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.