SANTA LUCÍA, ¿LA ESTAFA MAESTRA DE AMLO? - EN LA OPINIÓN DE…/ - Cuauhtémoc - aquiedomex.com

1

Noviembre 22, 2021 08:22 hrs.

RICARDO SANHER › AquiEdomex

Gobierno Nacional › México Ciudad de México


’Quien al cielo escupe en la cara le cae’, esta frase proverbial encierra mucho de la política del actual gobierno, que no escatima esfuerzos para tratar de convencer a la ciudadanía que está actuando en su favor y que sus oponentes son los malos, son quienes quieren destruir a México, pero su manejo es tan torpe que no tarda en salir a flote la podredumbre y el desaseo con el que actúan, como es el caso del ’flamante’ aeropuerto de Santa Lucía, que quedó exhibido por aquello que el tabasqueño tanto dice odiar pero que en la práctica utiliza o trata de ocultar: la corrupción.
En este cínico tinglado, López Obrador ha puesto en entredicho a una de las instituciones que más respeto inspiraba a los mexicanos: el Ejército. Pero esto al parecer no le importa porque, según su decir, es más importante su proyecto de nación aunque cuando se habla de resultados positivos no pueda presumirse nada. Todo lo confunde a grado tal que para este gobierno la cantidad de remesas que mandan nuestros paisanos desde los Estados Unidos es un logro de su gobierno, a pesar que todos sabemos que es una triste realidad que para sobrevivir nuestros connacionales tengan que migrar a otro país porque aquí no hay oportunidades de trabajo, qué pena que esto se use como un trofeo.

Pero volvamos al caudal de corrupción que permea el aeropuerto de Santa Lucía, uno de las obras emblemáticas de esta administración. Usando sus ya conocidas artimañas, el gobierno de la 4T, encabezada por AMLO, instruyó al Ejército a dar contratos millonarios a empresas ’fantasma’, que tras una investigación de Latinus no hallaron ni a los dueños de las empresas ni sus direcciones. Esto es algo muy parecido a lo usado, tanto por Alejandro Esquer Verdugo, hombre de todas las confianzas del tabasqueño, quien contrató este tipo de empresas para la campaña electoral del 2018, como por el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, cuando éste último trató de respaldar facturas por la impresión y distribución de su periódico ’Regeneración’ y que nunca han sido explicadas, como lo diera a conocer Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. ¿Casualidad o causalidad?

El problema que hoy enfrenta la 4T para tratar de explicar los 966 contratos que otorgó el Ejército para el aeropuerto a compañías ’fantasma’, empresas señaladas por desvío de dinero, negocios de juegos y tlapalerías que de golpe y porrazo se convirtieron en empresas que pueden ejercer contratos millonarios. La cosa no para ahí, para la adjudicación de estos contratos millonarios el 70 por ciento se hizo como adjudicación directa y el 30 por ciento restante como la figura de invitación a tres. Quienes han estado en este tipo de licitaciones saben el juego que esto encierra.

Esto se asemeja a la Estafa Maestra, la cual implicó la participación de varias universidades para el desvío millonario de dinero para beneficio del gobierno anterior y por lo cual hoy la única que está presa es Rosario Robles Berlanga, aunque los operadores financieros de esta estafa estén protegidos por el gobierno con la figura de testigos colaboradores, práctica que ya se ha hecho común en este gobierno.

Señor Presidente no trate de defender lo indefendible, no ponga en ese riesgo al Ejército Mexicano, no orille a pensar a la ciudadanía que, ahora sí, está sola y que no hay institución que pueda devolverle la dignidad que otras administraciones le quitaron y de la cual usted se valió para llegar al poder. Porque ahora sí ni el Chapulín colorado nos podrá defender.

www.entresemana.mx

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

-