1

Septiembre 15, 2020 13:06 hrs.

RICARDO SANHER › AquiEdomex

Gobierno Nacional › México Ciudad de México


Cuando Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, prometió que su gobierno sería diferente, que marcaría un parteaguas de cómo ejercer la justicia para con los mexicanos y así respaldaría su promesa de campaña que cita ’Primero los pobres’, nunca se pensó que esto sería un hecho utópico y que su actuar sería a la inversa, ’primero los ‘pobres’, pero de su familia y equipo de trabajo, incluso echándose la culpa de todo lo que éstos hacen.
Pero lo que nunca imaginó es que su ’manto sagrado’ no fuera sanforizado y que a la vuelta de casi dos años ya no le dé para cubrir las sospechas que como cascada le han caído al tabasqueño, quien ya no ve lo duro como lo tupido. Es necesario precisar que AMLO se abrogó el personaje del ’negrito de la feria’ para tratar de matizar los ataques a sus familiares y equipo de trabajo y con esto procura dirigir los reflectores a otros estadios para que no se perciba el cochinero que está ocasionando la voracidad de su equipo.

Con estos datos se entiende el porqué de la descalificación a los medios de comunicación serios y a los periodistas que con total seguridad y respaldo de su información no coinciden con los datos que aporta el Presidente en su llamada mañanera, la cual, dicho sea de paso, ha caído en el descrédito por la forma mañosa como está estructurado el guion y que los asistentes siguen a pie juntillas, esto encabezado por el vocero Jesús Ramírez Cuevas.

López Obrador como Presidente Constitucional no debe utilizar su investidura para defender sin el menor recato las noticias que se publican involucrando a sus familiares, esto podría rayar en tráfico de influencias ya que desacredita los hechos y tal pareciera que desde esa tribuna dicta la línea que deben seguir las autoridades para el esclarecimiento del problema, como el hecho de calificar a un medio de comunicación a nivel nacional como los es el Reforma y etiquetarlo como un ’pasquín inmundo’, por el hecho de llevar en la cabeza principal de su publicación del viernes pasado: ’Esfuman 223 mdp en terruño de AMLO’, hecho en el que está involucrada su cuñada Concepción Falcón Montejo, esposa de Ramiro López Obrador.

Apenas se dio a conocer que hasta la nuera del Presidente, Carolyn Adams, novia de José Ramón López Beltrán, quien trabaja para una empresa inmobiliaria, consiguió que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) cediera a esta inmobiliaria 2.5 hectáreas situada en Holbox, Quintana Roo.

En 2016 estos terrenos fueron adjudicados a la Conanp, cuando una empresa quiso construir y por este hecho pasó a ser zona protegida. Resulta que por anomalías en el proceso judicial, le fue devuelta a esta inmobiliaria los 2.2 hectáreas en este paraíso de reserva ecológica. Ante esto otra interrogante surge: ¿Tendrá algo qué ver que sea nuera del Presidente quien esté al frente de las negociaciones del ’rescate’ de esta zona protegida? Ya veremos cómo disculpa el tabasqueño este ultraje a Holbox.

Por cómo ha reaccionado el Presidente tratándose de problemas ocasionados por su familia, es que en sus mañaneras se ha vuelto más visceral y si ya se había contrapunteado con medios y periodistas críticos a su gobierno, esto lo ha hecho arremeter con más fuerza, como reaccionaría un autócrata, quien indudablemente lo primero que hace es maniatar a los medios de comunicación y reporteros que no comulguen con sus ideas pero cometiendo el error de atacar al personaje mas no la información que difunden, olvidándose por completo que esa no es la función del Presidente, pero con el conocimiento que al tener los otros dos Poderes de la Unión en la bolsa puede ser juez y parte. Eso es lo malo de la falta de autonomía del Legislativo y Judicial. Ojalá aprendan de esto.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

SUSCRIPCIÓN

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.